lunes, 11 de julio de 2016

Yo lo vi, 

estaba sentada, con un libro cualquiera entre las manos y de pronto, un fogonazo blanco y rojo, salio de mi cabeza, lo supe al instante, " eso era mi alma", yo que soy bastante incrédula, o bueno, incrédula total, la verdad no se como supe que el alma, tanto tiempo sin pensar en ella y hay estaba,, siempre pensé que el alma, estaría por hay, por la zona del corazón, y no, salio de mi cabeza y subió como un cohete traspasando el techo y desapareciendo

Me quede quieta, asustada y como si soñara, solo recuerdo que pensé, bueno, se fue, solo eso pensé.
Con el paso de las horas, comencé a preocuparme ¿ que haría yo sin alma?, yo no tenía una respuesta, y pensé de nuevo, parece que no pasa nada, todo era igual que siempre, es más, supe que me había liberado de un peso enorme,

Ahora solo tenía que elejír, entre mi corazón, mis tripas y mi cerebro, ya no era necesario que me preocupara de algo tan invisible y volátil, seguí meditando pero no sentí mas con amargura en el alma traidora que me había abandonado,

A si que ejecute rápidamente la sentencia de los sin alma, ver la pura realidad, sin miedo ni complejo, total, el alma era mía

, de nadie, mas, desde que no tengo alma, vivo mas tranquila.
nines